¿PARA QUÉ LA TERAPIA FAMILIAR?

PorInstituto Bitácora

¿PARA QUÉ LA TERAPIA FAMILIAR?

Podemos hablar de Terapia Familiar a partir de la 2ª Guerra Mundial como movimiento que impulsa el interés en Psiquiatría por la familia del enfermo mental.

La familia nos suscita desde siempre sentimientos ambivalentes. La vida de familia es una de las primeras experiencias significativas de la vida del individuo, jugando un papel determinante en el desarrollo tanto afectivo como físico.

El hacer una terapia de familia significa que el terapeuta debe establecer una relación significativa con la familia considerada como una unidad. El objetivo terapéutico es el de provocar uno o más cambios, cuyo efecto es el de volver a la familia suficientemente competente para resolver por sí misma las dificultades y encontrar una alternativa a la producción de síntomas, manifestado en cualquiera de sus miembros.terapia familiar

Desde la perspectiva de la teoría general de sistemas, la familia es un sistema autocorrector y dinámico y, por lo tanto, lo que nos interesa es conocer la interacción entre los miembros, sus modos de relación y las reglas que rigen esa relación. Dentro de este enfoque posee menos interés el conocimiento de los “por qués en las relaciones”, y no creemos en la existencia de víctimas y verdugos, como consecuencia de aplicar el modelo causa-efecto. En el caso de estudiar las conductas de los individuos las interpretamos en función de la influencia que posean en relación con el sistema familiar.

El individuo podemos considerarlo como una caja negra en la que no es imprescindible entrar para explicar su comportamiento. El concepto de caja negra se toma del campo de la telecomunicación y de la electrónica, donde a veces resultaba más conveniente pasar por alto la estructura interna de los equipos, dada su complejidad, y centrarse en las entradas “imputs” y salidas “outputs” de los aparatos. También es cierto que observando las entradas y salidas del aparato podíamos hacernos una idea de lo que ocurría dentro o de su estructura interna. Conocer el contenido de la caja negra, no es esencial para conocer el aparato (individuo) dentro de un sistema más amplio del que forma parte.

Esta visión modifica el concepto de síntoma ya que no podemos entenderlo como la expresión de un conflicto interno, únicamente, sino como el extremo de un iceberg de patología familiar.

La idea es intentar obtener una respuesta reenfocando un problema determinado o un síntoma que ha podido permanecer intacto tras muchos años, pasar de los “porqués” a los “para qués”.

Como conclusión os dejemos esta cita del doctor estadounidense Wayne W. Dyer que os puede servir para reflexionar sobre algunas formas erróneas de enfrentarnos a la vida:

“Deja de echar la culpa a tu cónyuge de tu infelicidad, a tus padres de tu falta de motivación, a la economía de tu condición social, al panadero de tu exceso de peso, a tu infancia de tus fobias… Deja de responsabilizar a todo lo que te parezca bien asignar culpabilidades. Tu eres la suma total de las opciones que has adoptado en la vida.

Mari Carmen López. Psiquiatra del Instituto Bitácora

About the author

Instituto Bitácora administrator

Somos un equipo multidisciplinar, encabezado por el Dr Reina, dedicado al tratamiento del alcoholismo y otras adicciones, así como a la atención de la familia y a las patologías mentales, desde un modelo bio-psico-social que permite hacer una lectura antropológica de la persona que presenta el problema en su contexto y dentro de unos principios Bioéticos.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies