¿Qué hay a la sombra de “Cincuenta sombras de grey”?

PorInstituto Bitácora

¿Qué hay a la sombra de “Cincuenta sombras de grey”?

El trece de febrero se estrenó en los cines españoles la película “Cincuenta Sombras De Grey”, basada en la trilogía escrita por E.L James, e imagino que será un éxito, no sólo por la  campaña publicitaria que la precede, sino porque las novelas, más que un record de ventas mundial, se han convertido en un fenómeno social.

La verdad es que no tenía intención de leerlas, pero los libros llegaron a mí, la mañana del seis de enero de dos mil trece, de parte de Sus Majestades Los Reyes Magos De Oriente. Un ayudante de Baltasar, se personó en una librería y adquirió los libros de los que se hablaba en todos los medios, de los que todo el mundo comentaba, y a los pocos días me decidí a empezar con la lectura, y nada más empezar la lectura decidí contar a todos los que estaban fascinados, que yo estaba asombrada.

Desde las primeras páginas, me preguntaba que cómo era posible que tantas mujeres, incluso las que jamás habían tocado un libro en su vida, se hubieran leído las más de mil quinientas páginas, y que además las hubieran disfrutado. Me preguntaba que cómo era posible, después de lo mucho que se ha trabajado y se trabaja por informar y prevenir la violencia de género y fomentar las relaciones equilibradas, que se pueda confundir el control, el acoso, la intimidación y el aislamiento, con el romanticismo. Que se plantee este tipo de relación como algo normal y deseable. Que se venda una versión “maravillosa” de la dependencia emocional.

Y es que, el verdadero protagonista de la historia está en la sombra, y no es ni Christian Grey, el más bello y poderoso, el que las deja a todas con la boca abierta, el que lo hace todo bien, el que se lo sabe hacer todo bien…ni Anastasia Steele, esa chica mojigata que no puede hacer otra cosa que caer rendida a sus pies….El verdadero protagonista de esta historia es el abuso emocional.

Hoy solo nos dedicaremos a señalar un aspecto de la dependencia emocional, las características de las personas implicadas, ya que en esta historia quedan muy bien definidas.

La protagonista muestra una necesidad afectiva extrema hacia él. Su único objetivo es complacerle, y para ello todo vale…en el amor todo vale, hasta me puedes pegar, porque eso duele menos que estar sin ti. Él es el centro de su existencia…la única persona que sabe dónde vive “la diosa que llevo dentro”, todo lo demás ya no es importante, porque él es el ser más maravilloso del mundo, y como es lo más de lo más, la relación tiene que ser así, él ordena y yo obedezco, es la manera de seguir a su lado, y buscaré agradarle siempre, la humillación está justificada…la relación se convierte en exclusividad…no necesitamos a nadie, yo soy para ti, tú eres para mí. Y la protagonista siente miedo, el miedo siempre está presente, teme las reacciones de él ¿también el miedo forma parte del amor? Creer eso sí que da miedo…

¿Y él? Que la sigue y la persigue, que aparece en todas partes, que a través de sus regalos, teléfono, ordenador, la controla, que dice cómo se tiene que vestir, cómo se tiene que peinar, qué tiene que comer, cómo, dónde, cuándo lo tienen que hacer… pero claro, como es rico, guapo, elegante, y el rey de los orgasmos, pues no se nota mucho ¿no?…es fácilmente idealizable para personas con baja autoestima y para el resto de los mortales.

Y a él hay que justificarlo, porque no es que tenga una conducta deshumanizada, es que tiene un pasado difícil, un trastorno, del que solo ella puede rescatarle.

Y si, es solo una novela, una película, porque con estas circunstancias, un final feliz como el que se plantea es imposible. La sumisión de ella provoca irremediablemente más desequilibrio en la relación, porque aumenta la dominación de él, es una función inversamente proporcional, se entra en un círculo vicioso, que provoca sufrimiento, y del que no se puede escapar porque el dolor a la ruptura y la soledad se vive como insoportable.

El ser narcisista y explotador, encaja a la perfección con la actitud sumisa y subordinada de ella, son el uno para el otro.

 Asunción Lago Cabana. Psicóloga de Instituto Bitácora

About the author

Instituto Bitácora administrator

Somos un equipo multidisciplinar, encabezado por el Dr Reina, dedicado al tratamiento del alcoholismo y otras adicciones, así como a la atención de la familia y a las patologías mentales, desde un modelo bio-psico-social que permite hacer una lectura antropológica de la persona que presenta el problema en su contexto y dentro de unos principios Bioéticos.

2 Comments so far

Patricia EstrellaPosted on1:35 am - Mar 6, 2016

Y… Señores por fin alguien con un poco mas que oxígeno en la cabeza. Realmente me sorprende tanto como a la escritora de éste blog cómo de algo que implica hacerse inferior para que otro se sienta superior y aún así continuar siendo “feliz” haya sido el protagonista de un best-seller. Por suerte o por desgracia yo también me he leído el libro y he de decir que tras comentar con mucha gente hemos llegado a una conclusión, o Anastasia es la coja mental o lo es grey eso ya a gusto de quien tenga el delicioso placer de leer como un orgasmo importa algo más que tu dignidad como mujer y persona.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies