¿Qué es la psicoterapia?

PorInstituto Bitácora

¿Qué es la psicoterapia?

Es una cuestión muy difícil de conceptualizar y precisamente por ella podemos encontrar múltiples definiciones y desde distintos puntos de vista.

En primer lugar expondremos brevemente un par de ellas más oficiales.
Por ejemplo, según la definición de la Real Academia Española (RAE), la psicoterapia es el tratamiento de enfermedades mentales, psicosomáticas y problemas de conductas mediante técnicas psicológicas.
La Federación Española de Asociaciones de Psicoterapeutas (FEAP) entiende la psicoterapia como un tratamiento de naturaleza psicológica y carácter científico, que se utiliza para las manifestaciones psíquicas o físicas del malestar humano, con el que se tratan de promover cambios o modificaciones en el comportamiento, la salud física y psíquica, la integración de la identidad psicológica y el bienestar de las personas o grupos tales como la pareja o la familia.
Además de las definiciones oficiales, intentaremos hacer una breve exposición sobre qué consideraríamos un proceso terapéutico.

Como mencionamos en nuestra página, el objetivo de la psicoterapia es el desarrollo y el fortalecimiento psíquico al mismo tiempo que el alivio de un sufrimiento, un sufrimiento que puede presentar una persona en un determinado momento, y que se puede manifestar a través de síntomas.

Los síntomas que puede presentar una persona pueden ser muy variados, por ejemplo, dificultad para dormir, contracturas musculares, diarreas, crisis de ansiedad, mal comportamiento, suspender exámenes, beber compulsivamente, alucinaciones, etc, etc, ect.
Entendemos la psicoterapia como una relación terapéutica fundamentalmente, esto es una relación entre personas, entre el terapeuta y el paciente o el terapeuta y la familia.

El buen psicoterapeuta debe ser para el paciente como una presencia que permanezca estable, constante y predecible, a la que pueda recurrir y con la que la persona puede aprender qué existen nuevas formas de relacionarse con los demás a través del vínculo que establezcan entre ambos.

En la psicoterapia se ayuda a entender las relaciones entre las personas, de forma que no es sólo un individuo el responsable del sufrimiento sino que lo que está dañado o no funciona bien es la relación entre los distintos miembros de una familia o de la pareja o de los amigos, es decir, lo que han creado entre ellos.

De forma que el proceso ayude a entender que si algo no funciona entre dos personas cada uno ha tenido algo que ver, y cada uno tiene su parte de incumbencia y, por tanto, posibilidad de cambiar algo, de forma que ni el bueno es tan bueno, ni el malo es tan malo.
Otra forma de entender la psicoterapia ha sido que el terapeuta (que es el que supuestamente sabe cómo se tienen que hacer las cosas) le da recomendaciones o pautas al paciente para que le vaya mejor la vida.

Esto se ha ido modificando y se ha ido transformando en que el terapeuta puede ayudar a la persona a construir una realidad o versión sobre sí mismo diferente a la que tiene y le está ocasionando malestar.
Por otra parte, el buen terapeuta además de dominar el “saber”, tener conocimientos sobre las teorías psicológicas, tiene que conocer y manejar bastante su propio “ser”, su forma de ser, por eso la gente dice que para que funcione bien la terapia no solo tiene que saber mucho el terapeuta sino que debe de haber algo más.
Por tanto, si decides comenzar un proceso terapéutico podrás pensar junto con otra persona sobre “por qué” y “para qué” te pasa lo que te está pasando, por qué no puedes dormir o para qué tienes un nudo en la garganta que no te deja ni respirar, y podrás aprender a afrontar situaciones estresantes, resolver conflictos con otras personas, identificar y manejar tus emociones (la ira, el miedo, la tristeza…), superar una pérdida (de un ser querido, de un trabajo y estilo de vida, de la salud…) o un trauma (un accidente, una agresión…), manejar síntomas físicos (dolores de cabeza o de barriga…), manejar síntomas de enfermedad mental (pensamientos negativos, alucinaciones…) , etc

.
Es como si cada uno tuviéramos nuestro campo de minas particular, no consistiría en eliminar estas minas sino en saber identificarlas para que podamos esquivarlas lo máximo posible. Si yo siempre tropiezo en una misma piedra, el terapeuta no me quita esa piedra de mi camino sino que me enseña a caerme para que cuando choque con ella me haga el menos daño posible.
Una vez aprendidas esas nuevas habilidades, técnicas o modos de pensar y comportarte, podrás usarlos en el futuro, cuando vuelvas a encontrarte en alguna situación que te produzca malestar, ya que como hemos dicho, la psicoterapia implica también un crecimiento personal.

Dra. Mª Carmen López Alanís

About the author

Instituto Bitácora administrator

Somos un equipo multidisciplinar, encabezado por el Dr Reina, dedicado al tratamiento del alcoholismo y otras adicciones, así como a la atención de la familia y a las patologías mentales, desde un modelo bio-psico-social que permite hacer una lectura antropológica de la persona que presenta el problema en su contexto y dentro de unos principios Bioéticos.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies