PROGRAMA TERAPÉUTICO

Se trata de un programa que recoge de forma sistemática las técnicas terapéuticas más contrastadas y que han obtenido mayor éxito en el abordaje de los distintos problemas que atendemos, adaptándolas a cada persona que acude a tratamiento.

Cuando tratamos un problema de adicción, mantenemos la  estructura de nuestro programa terapéutico general, pero con la especificidad que requiere este tipo de trastorno.

Antes de iniciar la intervención, realizamos una evaluación previa, para establecer cómo ha de realizarse la desintoxicación (ambulatoria u hospitalaria), y descartar lo antes posible otras patologías que pudieran plantear un riesgo inmediato para la salud.

También hacemos especial hincapié en la implicación de la familia. Las estadísticas indican que los pacientes presentan una evolución más favorable cuando la familia participa de forma activa en el tratamiento.

Por último, dada la importancia de la motivación, (el adicto suele ser muy ambivalente con su consumo, ya que desea continuarlo y dejarlo a la vez) trabajamos sobre ella a lo largo de todo el tratamiento.

Las fases de nuestro programa terapéutico son:

  • Acogida

Su objetivo es establecer el motivo de la demanda y de informar de las distintas formas de cómo ésta puede ser atendida por nuestro equipo una vez realizada la evaluación correspondiente.

  • Evaluación.

Con el objeto  de adaptarnos a la realidad de cada paciente, partimos de una evaluación completa a través de entrevistas clínicas, de las pruebas complementarias que consideramos adecuadas, (analíticas, pruebas psicodiagnósticas y de  neuroimagen…) y de los cuestionarios y test psicodiagnósticos convenientes. De esta forma, podemos establecer las necesidades reales existentes y adaptar las técnicas terapéuticas más adecuadas a cada uno de los problemas que se nos presenten.

  • Propuesta de Programa terapéutico.

Una vez finalizada la evaluación, realizamos una propuesta con el tipo de tratamiento que consideramos más adecuado teniendo en cuenta lo siguiente:

– Formato que estimamos más adecuado, individual, familiar, de pareja o de grupo.

– Tiempo estimado de tratamiento.

– Terapeuta de referencia (aunque nuestro trabajo suele ser multidisciplinar y en equipo, consideramos que dependiendo del problema que vamos a tratar o de la etapa del tratamiento, debe existir un terapeuta con el que la relación sea más directa y continuada).

– Técnicas que vamos a utilizar en el abordaje del caso.

Cuando el paciente acepta nuestra propuesta de tratamiento, y coincide con sus expectativas comenzamos el proceso terapéutico.

  • Ejecución del tratamiento.

Nuestro abordaje procura ser integral e interdisciplinar. Con frecuencia se suele complementar tratamiento psicofarmacológico con tratamiento psicoterapéutico integrativo, en el que combinamos distintas metodologías. Se empleará un enfoque concreto en función de cada caso, siendo los más usuales el cognitivo – conductual, sistémico, interpersonal y humanista.

Durante el tiempo previsto, con la periodicidad acordada y con el formato elegido se realizará el tratamiento previsto hasta finalizar el mismo.

  • Evaluación final.

Una vez finalizado el tratamiento, evaluamos y procedemos según los resultados obtenidos, ofreciendo una de las siguientes alternativas:

– Establecer un programa de mantenimiento.

– Proponer algún tipo de tratamiento complementario.

– Alta terapéutica.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Cómo puedo ayudarte?