Trastorno Bipolar desde el otro lado de la mesa

PorInstituto Bitácora

Trastorno Bipolar desde el otro lado de la mesa

Hoy me gustaría intentar mostrar lo que yo siento cuando intento entender a una persona que le han diagnosticado de TB (trastorno bipolar), o bien otro compañero psiquiatra o yo misma, en vez de enseñaros lo que teóricamente una puede saber de la enfermedad ya que hace algunas entradas dediqué dos post a describir en qué consistía el Trastorno Bipolar (TB) su diagnóstico, tratamiento… la verdad, todo muy médico.

Creo que aunque a los clínicos nos ayuden las clasificaciones de los “trastornos mentales y del comportamiento” a los seres humanos que tenemos delante no le gustan esas nomenclaturas de “enfermedad o trastorno”.

¿Cómo se sentirá una persona en un episodio maniaco? ¿Cómo sentirá una persona que experimenta muy intensamente todas las sensaciones, que naturalmente su mente solo selecciona las percepciones agradables, que todo es maravilloso, que todo es genialidad,  que se siente locuaz y divertido, que sus palabras fluyen solas y que no deja de enlazar pensamiento  y nuevas ocurrencias e ideas?

Y… ¿Cómo se sentirá en un episodio depresivo? ¿Cómo se sentirá una persona que no tiene energía si para lo más básico, que se siente plana y bloqueada, que los pocos pensamientos que aparecen son negativos, que se siente solo y aislado? Y… ¿cómo se sentirá cuando ha vivido ambos estados y los compara? Y… no es fácil el equilibrio.

He escuchado a muchas personas definirlo como una montaña rusa, a mí las montañas rusas me gustan pero a veces da muchas vueltas y me acaba mareando, mi atracción preferida de los parques temáticos es la caída libre.

¿Podríamos equiparar estas emociones?

Cuando yo me he montado lo más apasionante ha sido estar en lo más alto con el viento en la cara, más cerca del cielo y por encima de todo, al mismo tiempo que sobrecogedor por estar esperando a que cayera y no saber de qué forma iba a bajar en esta ocasión, si bruscamente, si subiendo y bajando, si hasta la mitad de la torre para después volver a subir y ya caer empicado.

Y… ¿qué pasa cuando estas abajo? Vienes de un viaje y una experiencia indescriptible, que aunque  se la expliques al que se ha quedado abajo mirando cómo tú te subías tienes la sensación de que tiene que montarse para vivir lo mismo que tu. Y… ¿Cómo sobre llevar el estar abajo sabiendo lo divertido que estar arriba? Y al bajar no te quedas en el suelo si no sigues descendiendo hasta el subsuelo ¿habrá alguna atracción de caída libre con un espacio subterráneo? ¿Cómo será? ¿Todo se verá negro y no habrá luz?

 

Dra Mª Carmen López Alanis.

About the author

Instituto Bitácora administrator

Somos un equipo multidisciplinar, encabezado por el Dr Reina, dedicado al tratamiento del alcoholismo y otras adicciones, así como a la atención de la familia y a las patologías mentales, desde un modelo bio-psico-social que permite hacer una lectura antropológica de la persona que presenta el problema en su contexto y dentro de unos principios Bioéticos.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies