PorInstituto Bitácora

AMBIVALENCIA, SÍ PERO NO

Dice David Bisbal  “Si pero no, porque yo se que su amor no me conviene, no pero sí, que puede ser mejor que lo que ya tienes…”

La ambivalencia, o la presencia de pensamientos, sentimientos, comportamientos  opuestos, unas que valoramos como positivos, otros que valoramos como negativos, es algo que forma parte de la normalidad, a todos nos pasa.

Como vemos, no es un fenómeno exclusivo de los problemas de adicción, pero sí se da en las personas que padecen este tipo de problemática y es la antesala al cambio. Cuando nos encontramos ante una persona que se siente atrapada, porque experimenta tanto razones para dejarlo como razones para seguir haciéndolo, tenemos que ayudarle a salir de ese bucle de sufrimiento. Sí, Leer más

PorInstituto Bitácora

¿EXPRESAMOS NUESTRAS EMOCIONES?

Desde hace relativamente poco tiempo estamos tomando conciencia de la importancia del aprendizaje emocional en nuestra vida diaria, pues lo que venía sucediendo era que las emociones se aparcaban e incluso se destruían en el caso de que afloraran. La gente no profundizaba en el conocimiento de las emociones ni se planteaba la idea de cómo gestionar sus sentimientos más básicos.

Eso afortunadamente ha cambiado, pero ¿qué sabemos de las emociones?, ¿qué son?, ¿son buenas para nosotros?

Comenzamos definiendo la emoción como ese motor que todos llevamos dentro, que nos mueve y nos empuja a vivir.

Es una reacción inconsciente, Leer más

PorInstituto Bitácora

“PAPÁ TE VOY A DENUNCIAR”

Van en aumento los padres que totalmente desbordados que con un profundo sentimiento de culpa, acuden a un centro de atención familiar e incluso se ven en la dolorosa necesidad de denunciar a sus hijos por ser víctimas de violencia.

Los expertos, de diferentes campos sobre el tema, coinciden en afirmar que las causas de este tipo de violencia están en una sociedad excesivamente permisiva que educa a los niños en sus derechos pero no en sus deberes y obligaciones, y en donde en muchas ocasiones no se ponen límites y se deja simplemente hacer.

Parece que no todos estábamos preparados para los rápidos cambios Leer más

PorInstituto Bitácora

ALCOHOL Y BEBIDAS ENERGÉTICAS, UNA PELIGROSA COMBINACIÓN

Buscar enmascarar  los efectos negativos del consumo abusivo de alcohol para poder así seguir bebiendo, sin dar demasiado la nota, es una práctica muy extendida y vieja, ya que ahora los jóvenes y no tan jóvenes hacen combinando el alcohol con bebidas energéticas.

Con esta combinación se busca contrarrestar los efectos depresores que el alcohol tiene sobre el sistema nervioso central, con los efectos activadores que la cafeína, droga psicoactiva y principal ingrediente de este tipo de bebidas, tiene sobre el mismo. Así, se pretende mantener la primera fase del alcohol, de excitación o “puntito” durante más tiempo, pero,  ¿cuál es el verdadero  resultado?

El primero y más evidente es, que se aumenta la cantidad de alcohol ingerida y por tanto, los riesgo propios del consumo abusivo de alcohol, y por otra parte, la combinación con cafeína, puede dar lugar a efectos negativos como, dolor de cabeza, temblores, agitación, malestar gastrointestinal, dolor en el pecho, mareos, subidas de tensión, taquicardias, arritmias, insomnio, o dificultad respiratoria, entre otros.

La mayoría de los usuarios de bebidas energéticas, afirman estar informados,  refieren conocer  su composición y para qué sirven. Y no dudo que esto podría ser así, de hecho saber  más sobre todo lo que nos rodea, está más al alcance de todos nosotros que nunca, pero por lo que he leído, por lo que he preguntando, por lo que he escuchado y por lo que he observando, saber qué es una bebida energética y para qué ha sido creada, no concuerda con lo que realmente está pasando con ellas.

En la composición de las bebidas energéticas no falta cafeína, hidratos de carbono, vitaminas, más otros ingredientes, como aminoácidos, minerales, extractos vegetales, acompañados de aditivos acidulantes, conservantes, saborizantes y colorantes.

A día de hoy, el uso principal que se está haciendo de las bebidas energéticas, es un uso para el que no han sido diseñadas. Las bebidas energéticas no son  un refresco.

Sin embargo, en supermercados, y he visitado grandes, pequeños y medianos estas semanas, se exponen en la calle de las refrescos, y no necesariamente junto a los refresco de cola, por eso de la cafeína, y además, y esto es lo que me parece más curioso, todos ellos están alejados de las bebidas isotónica o rehidratantes, que en algunos casos están bajo el cartelito de “bebidas para deportistas”, cartelito que no acompaña en ningún caso a los anteriores.

Entre esto, y que están en bares, terrazas y discotecas, está claro que aunque no lo son, los vemos y los usamos como tal, en situaciones de ocio, o incluso de inacción, y ya que estamos como iniciábamos el texto, combinados con alcohol.

Ante esta cuestión, los empresarios de hostelería con los que he charlado repiten como papagayos las informaciones que las webs de las distintas marcas nos trasladan: “no existe ninguna indicación de que  estas bebidas tengan algún efecto (negativo o positivo) relacionado con el consumo de alcohol”. Esto ha sido confirmado por El Comité para el Análisis de la Toxicidad del Reino Unido en 2012 concluyó que “no existe ninguna evidencia actual que apoye la tesis de una interacción perjudicial entre la cafeína y el alcohol”.

Sin embargo, las experiencias son otras. Yo os puedo hablar de dos casos de pacientes en tratamiento en nuestro programa de adicciones, concretamente con problemas con el alcohol y la cocaína, que iniciaron un proceso de recaída tras consumir una bebida energética en un contexto de diversión. Y es que las sensaciones de la cafeína presente en esta bebidas, fueron un recordatorio, suave, mucho más suave, pero un recordatorio, de un estimulante más potente, y a partir de ahí, se sucedieron una cadena de pensamientos, emociones y conductas, que dieron como resultado una recaída.

En fin, que parece que no las usamos para lo que se supone que hay que usarlas, pero si las usamos para lo que se supone que no tenemos que usarlas, así que atentos a esta reflexión.

Asunción Lago Cabana. Psicológa del Instituto Bitácora

PorInstituto Bitácora

LA NEGACIÓN, ¿MENTIRA O PROTECCIÓN?

Uno de los aspectos más complicados para iniciar el tratamiento de la adicción es, por parte del paciente, reconocer el problema. Una de las principales razones por las que el paciente no inicia un tratamiento es porque la persona niega de manera rotunda que las drogas hayan tomado el control de su vida.

La negación o autoengaño es un mecanismo de defensa, propuesto por Sigmund Freud, que se produce en los adictos, para disminuir la ansiedad y el dolor que le causa su adicción. El adicto se siente incapaz de asumir las conductas que realiza y tiene que ocultárselas para evitarse más sufrimiento y suelen ir unidos a otros mecanismos como la justificación, la minimización, la racionalización, y la proyección.

Es la razón principal por la que personas con problemas de abuso de alcohol o sustancias controladas no buscan ayuda.

La negación es fácil de Leer más

PorInstituto Bitácora

Jóvenes, alcohol y medios de comunicación

Los medios de comunicación tienden a transmitir una imagen negativa de la juventud. Esta imagen se caracteriza por asociar juventud con conflictividad, borracheras o ausencia de aspiraciones vitales (generación “ni ni”). De este modo, se contribuye de manera decisiva a alimentar estereotipos negativos que hace tiempo fueron rechazados por las ciencias del comportamiento, y que en su lugar optaron por modelos de desarrollo positivo que conciben la juventud como un recurso a desarrollar.

Muy al contrario, los medios de comunicación insisten en reproducir Leer más

PorInstituto Bitácora

¿Qué hay a la sombra de “Cincuenta sombras de grey”?

El trece de febrero se estrenó en los cines españoles la película “Cincuenta Sombras De Grey”, basada en la trilogía escrita por E.L James, e imagino que será un éxito, no sólo por la  campaña publicitaria que la precede, sino porque las novelas, más que un record de ventas mundial, se han convertido en un fenómeno social.

La verdad es que no tenía intención de leerlas, pero los libros llegaron a mí, la mañana del seis de enero de dos mil trece, de parte de Sus Majestades Los Reyes Magos De Oriente. Un ayudante de Baltasar, se personó en una librería y adquirió los libros de los que se hablaba en todos los medios, de los que todo el mundo comentaba, y a los pocos días me decidí a empezar con la lectura, y nada más empezar la lectura decidí contar a todos los que estaban fascinados, que yo estaba asombrada.

Desde las primeras páginas, me preguntaba que cómo era posible que tantas mujeres, incluso las que jamás habían tocado un libro en su vida, se hubieran leído las más de mil quinientas páginas, y que además las hubieran disfrutado. Me preguntaba que cómo era posible, después de lo mucho que se ha trabajado y se trabaja por informar y prevenir la violencia de género y fomentar las relaciones equilibradas, que se pueda confundir el control, Leer más

PorInstituto Bitácora

¿De qué otros “excesos” nos tenemos que recuperar? ¿O para qué otros excesos nos tenemos que preparar?

Continuando con la la misma filosofía de la semana pasada y reflexionando sobre qué hacemos con los excesos, podemos preguntarnos ahora qué hacemos con los excesos de regalos de SS. MM Los Reyes Magos o de los Amigos Invisibles, invisibles durante casi la mayoría del resto del año, en muchas ocasiones.

Buena parte del dinero gastado en estos regalos, dirigidos a seres queridos o incluso”autoregalos”, se ha dedicado y, ahora con las rebajas, se dedicará a videoconsolas, tables, smartphones de última generación, y demás aparatos electrónicos.

El otro día mientras estaba en la peluquería (donde por supuesto había Leer más

PorInstituto Bitácora

¿Cómo se recupera uno de los excesos de alcohol?

Se acabaron por fin las fechas de obligatorio exceso, excesos en muchos aspectos, en tener que querernos muchos, en tener que ser muy buenas personas, en tener un balance positivo del año y propuestas aun mejores para el siguiente… y excesos también en lo que gastamos, en lo que comemos, en lo que bebemos.

En las fechas que acabamos de pasar, se produce un aumento muy considerable del consumo de alcohol. Y no me extraña, si está por todas partes. En los anuncios de la televisión, que en estos días, como las colonias y los bombones, están a todas horas. En la panadería, en la peluquería, en el gimnasio, donde en un lugar bien visible hay una botella de anís y vasitos de plástico, lo de poner algún mantecado o polvorón para acompañar es opcional.  Leer más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies